La pesca es una actividad considerada como una de las más peligrosas entre todas las actividades de riesgo, según la Organización Internacional del Trabajo- OIT.

Esto se debe a las condiciones particularmente difíciles de trabajo y vida a bordo de los buques de pesca, y las situaciones de riesgo en las que, a veces se desarrolla la actividad, a causa de las inclemencias del tiempo y del mar, y peligros asociados, que son las causas de la ocurrencia de accidentes mortales en oficios de pesca marítima.

    • Debido a estos factores se deben tener en cuenta las condiciones laborales del colectivo de trabajadores en esta actividad:La actividad en su mayor parte se desarrolla en el mar, por lo que las infraestructuras donde se realiza difieren de las que convencionalmente conocemos (en tierra firme).
    • El trabajo se realiza en el barco, plataforma móvil, en situaciones de equilibrio inestable.
    • Las jornadas de trabajo están sometidas a oportunidades de pesca existentes.
    • En ramas de actividad como la pesca de altura y gran altura, el barco constituye el lugar de trabajo y de vida personal del trabajador. La limitación de espacios y falta de comodidad suele ser el denominador común en todos ellos.
    • Se carece de servicios especializados de apoyo: médicos, psicológico etc.
    • Exposición a condiciones climatológicas adversas en ocasiones imprevistas, etc.
    • En muchos casos, sensación de soledad, y añoranza ante la lejanía de los seres queridos.

Estas causas ocasionan múltiples riesgos laborales para la tripulación. La integración de la seguridad y salud en el trabajo en los procesos productivos y sobre los diferentes elementos que intervienen en esta actividad, contribuyen en el sector de forma positiva.

I. MARCO LEGAL

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *