soluciones@abjingenieros.com   (+51) 936-651-043  

El ruido es un contaminante físico que puede estar presente presente en el entorno laboral. Según la normativa actual, el límite equivalente diario está en 80 dBA; superarlo puede llegar a causar enfermedades graves. Existe dos métodos para medir el ruido, la Sonometría y la Dosimetría. ¿Cuál es la diferencia entre ellos?

 

La Sonometría es la versión corta de la medición. Normalmente se toman varias muestras directamente de cada puesto de trabajo en un tiempo de no más de 15 segundos cada una. De todo lo que se haya apuntado, se hará una media aritmética. Hay que tener en cuenta que debemos apuntar dos tipos de valores: el Nivel de presión acústica continuo equivalente ponderado (Laeq,T)  y el Nivel Pico (Lpico, valor máximo).

La Dosimetría vendría a ser la versión larga, para comprobar las variaciones a lo largo de un tiempo determinado (un día o una semana). Si el ruido está presente a lo largo de toda la jornada laboral (digamos 8 horas al día), deberá realizarse una medición completa (8 horas). El tiempo de medición podría ser inferior, siempre y cuando esté debidamente justificado y se apunte el tiempo exacto del muestreo. El valor que se usa es el Nivel de presión acústica ponderado (LpA).

Tal y como indica su nombre, la Dosimetría sirve para valorar una Dosis, la cual siempre es el resultado de la cantidad (Nivel de Ruido) por el tiempo de exposición.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?