Son microorganismos, que para efectos de este monitoreo, se consideran a las bacterias, mohos y levaduras que pueden desarrollarse óptimamente en rangos de temperaturas entre los 15°C a los 35°C con presencia de oxígeno,  que son susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia y toxicidad.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *