Conceptos generales sobre auditoría

Conceptos generales sobre auditoría

Antes de mencionar las diferentes evidencias en las que se debe involucrar el equipo auditor, resulta muy conveniente dejar claros todos estos aspectos con respecto a la auditoría general:

  • No es una inspección: una auditoría realiza un análisis del funcionamiento del sistema, los puntos fuertes y débiles. El análisis de un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo nunca se podrá realizar de forma puntual, ya que no se busca el acierto o el fallo en un determinado momento, sino que lo que se busca es los posibles fallos o aciertos en el funcionamiento del sistema completo en un periodo de tiempo largo. Durante la inspección, se realiza el análisis de un proceso, equipo o sistema realizando una valoración sobre cómo se encuentra funcionando en este momento, ni antes ni después. La inspección es algo mucho más limitado que la auditoría, pero mucho más fácil de realizar, ya que se trata de un hecho puntual que es menos interpretable que el funcionamiento de un sistema.
  • Es sistemática: los diferentes resultados de la auditoría se basan en realizar un análisis minucioso, ordenando y planificado por parte del equipo auditor, que permite un grado de fiabilidad muy elevado. En este sentido, se tiene que destacar uno de los principales aspectos que más definen la calidad y la cualidad de un auditor.
  • Es independiente: es muy difícil involucrar a alguien en el cumplimiento de todo el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, además se puede evaluar a sí mismo de forma objetiva, de ahí la importancia de que el auditor sea independiente a la organización. La auditoría no es un simple examen de cómo se realizan las actividades en la empresa, sino que en ella se realiza el análisis de los resultados, se evalúa y se basa en la efectividad de las diferentes actuaciones preventivas realizadas.
  • Es objetiva: el resultado de la auditoría se basa en evidencias, mediante las cuáles el auditor garantiza sus conclusiones, no pueden estar basadas en apreciaciones subjetivas por lo que se deben realizar verificaciones de los procesos que sean pertinentes para sostener la información contenida en los registros y los documentos.
  • Es periódica: cualquier Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo que se implanta en una organización, tiene unas necesidades en un determinado momento. Los cambios en los objetivos, en la organización, en los procesos, en los procedimientos, en las personas, etc. pueden generar nuevas necesidades que hacen que los Sistemas que se han implementado dejen de ser eficaces. De igual manera, los Sistemas de Gestión pueden perder efectividad como consecuencia de la confianza que la organización ponga en el buen funcionamiento del mismo. La auditoría, al ser periódica, debe impedir que se desajuste el sistema respecto de la realidad.
  • No se deben buscar culpables: la auditoría busca, mediante la realización de un análisis del pasado, soluciones para el futuro. En ella se analizan todos los fallos del sistema, no de las personas que lo cometieron, ya que si estos existieron fue porque el sistema se lo permitió.

De esta forma, la auditoría es una eficiente herramienta de gestión que permite verificar:

  • Si las actividades y los resultados relativos a la prevención de riesgos se cumplen, es decir, que se alcancen los objetivos.
  • Si la norma OHSAS 18001 se cumple y es adecuada para conseguir los objetivos perseguidos por la organización.

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?